Pedra Viva es un festival de música, danza y teatro que tiene lugar a lo largo del verano en Líthica, en Ciutadella de Menorca. El espacio que lo alberga son unas antiguas canteras de marés excavadas directamente en la tierra de forma tanto manual como mecánica, dotando al festival de una textura y color propios. Se trata de un impresionante escenario natural con una acústica y dimensión sobrecogedoras, que se convierte en uno más de los protagonistas.

El movimiento, la característica tonalidad del marés y la textura de la propia piedra cobran una enorme importancia, tanto en la escena como en la imagen visual del festival. El dinamismo se transmite en la fotografía de Cesc Gelabert en su actuación de la edición de 2015, pero también se expresa por medio de la tipografía, que como si de un intérprete más se tratase, también parece querer bailar y salirse del marco.

Proyecto:
Campaña gráfica 

Fecha de terminación: 2016
Cliente: Pedraviva, Festival d’Estiu a Líthica 
Fotografía de Cesc Gelabert en movimiento: Marina Senabre
Fotografías en estudio: Ampi Aristu
Fotografías en exterior: Marina Senabre