La primera publicación de La Imperfecta Belleza recoge los objetivos y el proceso de la iniciativa, desde las primeras acciones y reflexiones hasta la primera cena. Expone la problemática con datos objetivos, pero también de forma muy personal a través de la fotografía y los textos de personas de muy diferentes discliplinas que comparten puntos de vista y sensiblidades sobre la belleza en la imperfección. Los alimentos supuestamente defectuosos se retratan con intención y delicadeza, entendiendo sus errores como detalles, las irregularidades como características únicas, lo imperfecto como perfecto.

Proyecto:
Iniciativa junto con Elsa Yranzo
Diseño editorial

Fecha: 09 — 06 — 2016
Fotografías: Ampi Aristu
Fotografías en el huerto: Marina Senabre
Impresión del interior: Impresum.es
Serigrafía de las portadas: Barba